Las hemorragias nasales siempre sorprenden y asustan, porque la cara de inmediato se llena de sangre abundante que sale por la nariz y además son de lo más común.

Veamos algunas de las causas que genera este tipo de sangrado:  

La nariz contiene una gran cantidad de vasos sanguíneos diminutos que sangran fácilmente.

Además, el aire que se mueve a través de la nariz puede secar e irritar las membranas que recubren su interior. Se pueden formar costras que sangran cuando se irritan.

Las hemorragias nasales son más frecuentes durante el invierno, cuando los virus del resfriado son comunes y el aire de las áreas bajo techo tiende a ser más secas.

La mayoría de estas hemorragias ocurre en la parte frontal del tabique nasal. Este es el pedazo de tejido que separa los dos lados de la nariz.

Con menos frecuencia también se puede presentar en la parte alta del tabique o en una parte más profunda de la nariz como en los senos o en la base del cráneo y estas hemorragias pueden ser más difíciles de controlar.

Sin embargo, si alguien sufre una hemorragia, la cual puede pasar en poco tiempo, pocas veces son potencialmente mortales.

Artículo creado con información de medlineplus.gov.