La infección crónica del oído es el líquido, inflamación o infección por detrás del tímpano que no desaparece o que sigue reapareciendo.

Lo anterior causa daño crónico o permanente al oído, lo que a menudo involucra un agujero en el tímpano que no sana.

Los niños tienen más probabilidades de tener infección en los oídos que los adultos.

Síntomas

La aparición de signos y síntomas de infección de oído suele ser rápida.

Los signos y síntomas comunes en los niños incluyen los siguientes:

  • Dolor de oído, especialmente al acostarse
  • Jalones o tirones de una oreja
  • Trastornos del sueño
  • Llanto más de lo normal
  • Inquietud
  • Dificultad para oír o responder a los sonidos
  • Pérdida de equilibrio
  • Fiebre de 100 °F (38 °C) o más
  • Secreción de líquido del oído
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de apetito

Estos son algunos de los signos y síntomas comunes en los adultos:

  • Dolor de oído
  • Secreción de líquido del oído
  • Dificultad para oír

El tratamiento puede comenzar con el control del dolor y la supervisión del problema. Algunas veces, se usan antibióticos para eliminar la infección.

Artículo creado con información de mayoclinic.org.